Mensaje de nuestro Arzobispo

Queridos hermanos y hermanas:

Siendo fieles a Jesús, y porque queremos ayudar, a partir del 2 de diciembre, apoyemos al crecimiento de su iglesia a través del Diezmo.

Tu apoyo nos permite realizar tareas, que de otra manera, sería difícil llevar a cabo, tales como: avivar la Evangelización; atender con gratitud a sacerdotes enfermos o mayores de edad; enviar a hacer estudios de especialización a algunos sacerdotes para capacitarlos en diversas áreas del servicio pastoral y así poder atender mejor al pueblo de Dios; crear nuevos espacios para celebrar la fe y crecer en formación.

Al cumplir con esta obligación, damos testimonio de nuestra fidelidad a Jesús, haciendo crecer su iglesia.

Con mi oración.

 Rogelio Cabrera López
Arzobispo de Monterrey