Puedes hacer tu aportación a partir del 27 de Noviembre de 2021

Destinos

Al cumplir tu compromiso nos ayudas a cubrir principalmente:

Nuestra tarea de gratitud, al cuidar a los sacerdotes ancianos o enfermos.

Con ellos celebramos la Eucaristía.  A través de ellos, Dios perdonó nuestros pecados.  Nos dieron su consejo. Hoy, con su oración diaria, siguen pidiendo por nosotros y por la Iglesia.  Es un deber de caridad cuidarlos.

Ayuda a las parroquias más necesitadas

Hay muchas parroquias que aún con la generosidad de sus fieles, no alcanzan a cubrir sus necesidades más indispensables; esto, aunado a la situación del COVID19, están pasando serías dificultades para cubrir sus gastos y hace difícil realizar obras de caridad.

Predicar el Evangelio

Nuestra misión, como Iglesia, es anunciar a Cristo y llevar su Palabra, lo que debemos realizar con nuestro ejemplo y nuestra palabra, animando la reflexión y sabernos acompañados de Cristo tan necesario en este tiempo

Ayudar a los hermanos necesitados

Haciendo presente la caridad de Cristo, atendemos a personas en situación de calle, migrantes y pobres. La Arquidiócesis cuenta con diversas casas donde se les da comida, espacio y, en algunas ocasiones, ropa. Tu Diezmo, unido a la caridad de la comunidad, ayuda a estos hermanos necesitados.